Liena y su familia rechazaron las ofertas de asilo en países de occidente después de la que la guerra civil estalló en Siria. Ellos sabían el costo que pagarían, pero su decisión de quedarse como testimonio para sus vecinos musulmanes y también para animar a otros cristianos.
Liena era una cristiana dedicada, fiel esposa y madre de dos hijos. En sus oraciones, ella le pidió a Dios que la usara para alcanzar a mas personas. Y entonces Dios le pidió hacer un compromiso más grande.
Viendo el dramático testimonio de la Oración de Liena, mientras ella lucha con la difícil decisión de cuanto puede ofrecerle a Dios.

Es posible que nunca ores lo mismo otra vez.