COMUNICADO DE PRENSA                                    

 

14 de Febrero 2019

 

“PIENSE EN STALIN O HITLER, NO EN MAO”: SE LES RUEGA A LOS LÍDERES DE IGLESIA, QUE ESTÁN ALREDEDOR DEL MUNDO, INCLUIR SUS FIRMAS EN LA DECLARACIÓN DEL PASTOR CHINO DISIDENTE.

 

Iglesias adornadas con banderas nacionales y fotos del líder. Los Diez Mandamientos editados. Biblias re-traducidas por el intento de los líderes de la iglesia estatal en enfatizar la necesidad de “liberar al cristianismo de su ‘cautividad cultural extranjera’”. Estos son los reportes emergentes de China hoy en día.

De acuerdo a muchos analistas de religión chinos, todo lo anterior no representa un retorno a la Revolución Cultural sino incluso a algo previo a ello.

Coloquen las fotos de las iglesias alemanas de la década de 1930’s y las iglesiaschinas del 2019 juntos. Coloquen los discursos de los líderes y de los oficiales juntos. Las similitudes son sorprendentes”, dice el Pastor y Dr. Eric Foley, Director Ejecutivo de VDLM Corea, parte de una comunidad mundial de organizaciones que ayuda a los cristianos perseguidos alrededor del mundo con un origen que data de la Segunda Guerra Mundial.

 “Xi Jinping lo llama Sinización  o Sinificación – que significa liberar al cristianismo y otras religiones de su entrelazamiento cultural foráneo. Hitler lo llamó Nazificación. Ambos prometieron libertad religiosa a aquellos que colgaran banderas nacionales y retratos del líder en sus iglesias. Ambos hicieron alarde de teólogos que insistían que la Biblia necesitaba ser re-traducida para ser entendida correctamente. Ambos acusaban a aquellos que estaban en desacuerdo con el régimen de: Subvertir o buscar derrocar al Estado”,señala Foley.

“Piense en Stalin y Hitler, no en Mao”,dice el Pastor y Dr. Bob Fu, fundador y director de ChinaAid, una organización con base en Estados Unidos que ayuda a los cristianos chinos y reporta el desarrollo de los derechos humanos y de la libertad de credo en China.

“China actualmente se está acercando a un ‘manual de estrategias totalitario de la década de 1930’. Mientras que antes el objetivo del gobierno era eliminar el cristianismo, ahora todos los esfuerzos se encuentran dirigidos a co-apropiarse de la influencia ética, moral e íntegra del cristianismo y otros credos con el fin de promover la agenda social del Partido Comunista”, explica.

Foley y Fu ven un paralelo no sólo en las acciones de los gobiernos, sino también en la respuesta de los fieles cristianos en ambas épocas. Ambos están recurriendo a los líderes de iglesias alrededor del mundo para darle a los cristianos chinos disidentes de hoy cosas que sus homólogos alemanes y rusos no pudieron recibir: solidaridad y respaldo teológico global.

“No había internet cuando la ‘Iglesia Confesante’ alemana o también conocida como ‘Iglesia de la Confesión’ (Bekennende Kirche) escribió la Declaración de Barmen en oposición al intento de Hitler de redefinir el cristianismo”,dice Foley. “Hoy la Declaración de Barmen y aquellas personas quienes la escribieron son veneradas. Sin embargo, en ese tiempo ellos fueron apartados del Cuerpo de Cristo a nivel mundial y forzados a sufrir mientras que su ‘Iglesia Confesante’era destrozada.

Esto tiene a Foley y Fu haciendo un llamado a los líderes cristianos alrededor del mundo para incluir sus nombres en la declaración de libertad religiosa escrita por Wang Yi, pastor de la iglesia de ‘Early Rain’ en la localidad de Chengdu, quien además se desempeñaba como profesor de leyes. El documento titulado “Un Manifiesto Colectivo de Pastores: Una Declaración por el Bien de la Fe Cristiana”fue publicado originalmente en septiembre de 2018, con las firmas de 439 pastores chinos reunidas por el pastor Yi y parte de su congregación.

“Ahora el pastor Wang Yi y los líderes de ‘Early Rain’ se encuentran en prisión y muchos pastores que firmaron la declaración están enfrentando similares dificultades. Nosotros como líderes cristianos alrededor del mundo debemos continuar la buena obra que ellos comenzaron. Debemos hacer resonar un “amén” globalizado para que elcristianismo por el cual hoy ellos están sufriendo es ‘la misma fe que fue entregada a los santos una vez y para siempre”,expresa Fu.

El documento escrito por Wang Yi y firmado por los pastores chinos contiene cuatro declaraciones:

1.Las iglesias cristianas en China creen incondicionalmente que la Biblia es la Palabra y Revelación de Dios. Esta es la fuente y autoridad definitiva de toda justicia, ética y salvación.

2.Las iglesias cristianas en China están anhelantes y determinadas en caminar por la senda de la cruz de Cristo y están más que dispuestas a imitar a la antigua generación de santos que sufrieron y fueron martirizados por su fe.

3.Las iglesias cristianas en China están dispuestas a obedecer a las autoridades en China, las cuales Dios ha designado y a respetar a la autoridad de gobierno dispuesta para gobernar la sociedad y la conducta humana.

4.Todas las iglesias verdaderas en China que pertenecen a Cristo, deben adherirse al principio de separación de Iglesia - Estado, y deben proclamar a Cristo como la única cabeza de la Iglesia.

La declaración completa se encuentra disponible en www.chinadeclaration.com,sitio web creado por Voz de Los Mártires Corea y China Aid, para permitir a los pastores y líderes de iglesia incluir sus propios nombres y sumarlos a los de los 439 pastores chinos. Quienes deseen firmar la declaración, además de colocar sus nombres, deben escribir el nombre de su iglesia, rol que desempeña en la iglesiae email de contacto hasta fines de marzo. La Voz de los Mártires Corea y China Aid verificará acada persona que firmó y presentarán el documento firmado a la Embajada China en Seúl.

Es importante notar que la declaración escrita por estos pastores chinos es titulada ‘Una Declaración por el Bien de la Fe Cristiana’.“Esto se trata de algo más que de China. Esto es sobre la fe cristiana. Un ataque a la integridad de la fe cristiana en cualquier lugar y en cualquier momento es un ataque a la integridad de la fe cristiana en todo lugar y en todo momento”, apunta Foley.

“Estamos solicitando la firma para producir una cosecha al ciento por uno, lo cual significa que estamos orando por 43,900 pastores y líderes de iglesia alrededor del mundo, lo suficientemente valientes para firmar este documento en sufriente solidaridad con los pastores de China”, concluye Fu.